“El tiempo es oro, cuando no se tiene oro”


William Shakespeare